La etimología de Villameriel proviene de la aglutinación del latino “Villa” unido al antropónimo, o nombre de persona “Merus” en su diminutivo “Merellus” y arabizarse en “Muriel” por lo que seria “el lugar del repoblador Melero”.

San Martín del Monte proviene del latino “Sanetus” mas “Martinus” el que partiera su capa para darle la mitad a un mendigo, obispo de Tours, muy venerado en la Edad Media, significando “el lugar de San Martín”.

Santa Cruz del Boedo proviene del latino “Saneta Crux” referido al leño donde fue crucificado Jesús de Nazaret; y Villarquita a su vez proviene de la unión de la “Villa” y del antropónimo arabizado “Dulcitos” que dará “Orquite”, “lugar de la quinta del repoblador Dulcito” ubicado en la zona de Herrera de Pisuerga; Cembrero parece proceder de la corruptela del latino “culminem” significando “lugar cumbrero”.

La iglesia de San Martín del Monte es neoclásica, una nave portada dintelada, retablo mayor del Presbiterio de segunda mitad del siglo XVII.

La iglesia de Santa Cruz del Monte, dedicada a San Cristóbal es de mampostería y ladrillo, una nave, construida reinando Calos IV en 1792. Retablo de fines del siglo XVI en lado del Evangelio; el del Presbiterio es neoclásico con dos buenas pinturas en el banco a San Marcos y San Mateo. Buena cruz parroquial de bronce con esmalte del siglo XVI.

La iglesia parroquial de Villorquite esta dedicada a la Asunción de San Lorenzo, de ladrillo y mampostería dos naves. En la nave del Evangelio, dos retablos: uno rococó y otro del último tercio del siglo XVI con excelentes pinturas sobre tabla de la vida de la Virgen. El retablo mayor del Presbiterio , de finales del XVI dispone de unas interesantes pinturas sobre tabla y en el ático, un buen calvario de un seguidor de Esteban Jordán. En el lado de la Epístola, retablo de finales del XVI y en la sacristía una destacada cruz parroquial con pie en forma de manzana.

La iglesia de Cembrero dedicada a San Tirso se haya acastillada en una loma de origen románico y antigua cabecera gótica, portada románico-cisterciense en el lado de la Epístola.

A mediados del siglo XIX, Villameriel contaba con 302 habitantes, San Martín del Monte con 47, Santa Cruz con 100, Villorquite con 78 y Cembrero con 26. Ya conformando todos ellos ayuntamiento, Villameriel tenía 725 habitantes en 1900, 607 en 1930, 584 en 1960, 191 en 1991 y tan solo 133 en 2006.